jueves, 9 de diciembre de 2010

Solomillo de cerdo a la sal con cebolla confitada en salsa tandori con reducción de zumo de naranja


Tiempo de preparación: 45 min

INGREDIENTES

Aceite de oliva
Solomillo de cerdo entero
Sal Gorda para hornear

INGREDIENTES SALSA
Margarina
Cebollas
Sal
Azúcar
Tandoori Massala (Es una especia anaranjada con un toque picante)
Zumo de naranja

PREPARACIÓN
Picamos una cebolla mediana por persona y reservamos.

En una sartén con un chorrito de aceite doramos un poco el solomillo para que luego la sal no penetre demasiado en la carne.

Retiramos la carne, añadimos una cucharada sopera de margarina por cada persona y la cebolla que teníamos picada. y la dejamos que vaya pochando con un pellizco de sal por persona.

En una fuente para el horno echamos una base de sal gorda y salpicamos con un poco de agua, colocamos el solomillo previamente dorado y cubrimos con más sal gorda y volvemos a salpicar con agua. Lo metemos en el horno (sin precalentar) a 180º durante 18-25 depende del grosor de la carne (interesa que quede rosadita por dentro).

Mientras la carne está en el horno seguimos con la salsa: cuando la cebolla esté casi pochada añadimos 2 cucharaditas de postre de azúcar por persona y removemos.

Cuando haya soltado un poco de juguillo (enseguida) le echamos 1 ó 2 cucharaditas de postre de Tandori massala (en función de si lo queremos con un toque picante o picante) y removemos.

Echamos 200 cl de zumo de naranja por cada persona y dejamos cocer hasta que reduzca y se oscurazca removiendo de vez en cuando.

A partir de aquí es cuestión de gustos, a mi me gusta que se note la textura de los trozos de cebolla pero podéis pasarla por la batidora/thermomix para que quede más fina.

Sacamos el solomillo del horno, (Podéis hacerle un corte con un cuchillo para ver si está crudo, si es así lo dejáis unos minutos más - OJO, es importante que esté rosadito por dentro) retiramos toda la sal que podamos para que luego no nos esté demasiado salado, cortamos un trozo para cada persona y acompañamos con la salsa.

Lo podéis acompañar con pimientos de padrón fritos y/o unas patatas fritas.

A la gente que le guste más hecho le podéis poner las puntas del solomillo, aunque también estarán un poquito más saladas. Los que prefieran la carne menos hecha que cojan del centro.

A disfrutar.

3 comentarios:

Javier Noriega Donado dijo...

Se te olvida el toque final: los invitados a comer. Si no, no está igual de bueno (sobre todo para los invitados :-)

Sareo dijo...

Hay que decir que esta receta supo mejor con el postre que trajo Javi, un helado de Plátano con nueces y trocitos de chocolate. Así todas las veces que quieras :-P

Raquel dijo...

Pa gozaaaar!!!!